Teléfono de Formax

Aire acondicionado

¿Cómo elegir un aire acondicionado?

En este post vamos a hablar de los diferentes precios de aire acondicionado. Con la llegada de las altas temperaturas y las inesperadas olas de calor son muchos los que se deciden por la compra de un aire acondicionado. Queremos que nos haga los días en casa más confortables y las noches más llevaderas. Una vez tomada la decisión de adquirir un aire, queda ver cuál es el que más nos conviene. Que se adapte más a nuestras posibilidades y se ajuste más al entorno de nuestro hogar. Asimismo, si ya tienes un aparato de aire acondicionado pero es viejo, hay que andarse con cuidado. Si el mantenimiento no ha sido bueno los resultados podrían ser un poco graves. Un aparato sucio y en malas condiciones podría comportar la aparición de resfriados, catarros, anginas y otras dolencias, algunas mucho peores. Por eso te recomendamos que un profesional lleve a cabo el mantenimiento de tu aire, o al menos pueda recomendarte y explicarte como llevar a cabo su proceso de limpieza.

¿Qué debemos tener en cuenta cuando compramos un aire acondicionado?

Cuando hablamos de sistemas de aire acondicionado, encontramos que existen diversos tipos de aparatos. Y también diferentes precios de aire acondicionado. Cabe decir que se tiene en cuenta el ambiente donde va a utilizarse ya que existe una notoria diferencia entre los aparatos que son para uso doméstico y los que tienen una finalidad comercial. Además, hay que tener en cuenta el tipo de tecnologías que usan. Antes de realizar la compra de un sistema de aire acondicionado te recomendamos que revises tu casa. Es decir, que tengas en cuenta si las puertas y las ventanas cierran bien. Comprueba que no tengas problemas de escapes de aire, ya que de nada sirve invertir en un buen aire acondicionado si después la temperatura va escaparse por alguna obertura de la casa. Cuando esto se da, no tendrás la cantidad de aire fresco deseado. Además, corres el riesgo de que te llegue una factura de la electricidad de infarto. Si tienes algún sistema de cerrado deficitario, arréglalo antes de proceder a comprar tu aire. No desperdicies tu tiempo y tu dinero.

Otros básicos además de los precios de aire acondicionado

A la hora de comprar un aire hay algunos básicos que hay que tener en cuenta además de los precios de aire acondicionado. Por ejemplo, la sonorización del terminal. Hay algunos equipos, especialmente los modelos más viejos, que son muy ruidosos, pudiendo llegar a convertir tus horas de sueño en un infierno. Asegúrate de adquirir un aparato de menos de 25 decibelios. Sino, estarás poniendo en peligro tu descanso y, quizás, el de tus vecinos. Deberás tener en cuenta que algunos de los modelos de aire requieren de una intervención en las paredes de tu casa. Asume esa responsabilidad y comunícalo con la comunidad o el propietario del piso en caso de que alquiles. Los aires más usados tienen una unidad exterior que extrae el aire caliente y una interior que enfría. A este sistema se le denomina configuración 1:1. Las unidades de aire acondicionado suelen estar preparadas para acondicionar solo una estancia. Quizás las habitaciones colindantes puedan refrescarse un poco pero el caso es que las paredes son un tremendo inhibidor del aire frío. Ten en cuenta que para acondicionar varias estancias quizás necesites varias unidades. A cada unidad de aire se le denomina Split. Para varias estancias deberás optar por un sistema Multi-split. Asimismo recomendamos el uso de la tecnología Inverter. Es la que permite una mejor refrigeración y que cuenta con una mayor capacidad para retener la temperatura del aire. Este sistema mejora el funcionamiento de los aires acondicionados y cuenta con muchas ventajas a nivel de consumo y tiempo de enfriamiento.

Diferentes tipos de aire acondicionado que puedes encontrar en el mercado

    • Aire acondicionado portátil.

      El primero y más simple de los aires acondicionados. Este tipo de aire no requiere instalación alguna. Simplemente se compone de un sistema acondicionado con un formato de caja que se desplaza de un lado a otro gracias a las cuatro ruedas que incorpora en sus pies. La caja tiene una manguera y una rejilla que expulsa el aire. Es la mejor opción en el caso de que se desee efectuar ninguna obra o perforación en la estancia donde vaya a estar ubicado. Debido a su movilidad puede desplazarse y ser usado en varios lugares. Si hablamos de sus inconvenientes debemos tener en cuenta que no son muy potentes. En lo referente a precios de aire acondicionado, su precio es elevado si lo comparamos con su grado de efectividad. Los precios de estos modelos oscilan entre los 100 y los 500 euros. Por supuesto, los más costosos suelen ser más potentes y aseguran una refrigeración mayor.

    • Aire acondicionado de ventana.

      El segundo tipo del que vamos a hablar son los acondicionadores de ventada. Se componen de una caja cuadrada que debe encajarse en la pared. Una de sus desventajas es que debe practicarse una obertura en la pared para colocar la caja. Una mitad quedará dentro de la estancia y la otra quedará fuera. Dependiendo del lugar donde resida, quizás no le esté permitido realizar el boquete. Asimismo son aires que consumen un poco más de electricidad y también suelen ser más ruidosos que los otros modelos. Por estos motivos, no es el que más recomendamos. Respecto a lo que nos interesa en este post, los precios de aire acondicionado, oscilan entre los 500 y los 800 euros. En general, ya no son modelos muy solicitados.

    • Aire acondicionado tipo Split.

      Los modelos acondicionados tipo Split son los que recomendamos con más frecuencia. También son los modelos que más se usan actualmente. Gozan de más ventajas respecto a los otros que existen y, si hablamos de precios de aire acondicionado, estos son bastante económicos. Es un tipo de sistema que tiene una unidad exterior que expulsa el aire caliente y una interior que saca el aire frío. Los dos están conectados a una tubería que transporta el gas refrigerante. Es un sistema que requiere una actuación sobre la pared pero bastante pequeña, especialmente si lo comparamos con el aire acondicionado de caja. Se necesita una obertura para pasar los tubos. Son equipamientos que hacen muy poco ruido y que consumen mucho menos que los dos mencionados anteriormente. Dentro de esta categoría existen diferentes modelos con una gran variedad de potencias. Los precios de estos equipos suelen oscilar entre los 300 y los 500 euros cuando es un sistema Split. Y los 900 a 1200 en los sistemas Multi-split, los que tienen varias terminales de frío. A mayor potencia, mayor coste. De igual manera, con más prestaciones y elementos domóticos, más caro. Se pueden encontrar algunos modelos por 100 euros pero se recomienda hacer un gasto un poco mayor para una mejor calidad, asegurarse una calidad del aire más pura y una mayor duración del producto.

    • Aire acondicionado tipo casette.

      Además de los Split de pared, existen unos modelos cuadrangulares que se colocan en los techos. Suelen tener una capacidad mucho mayor. Por eso son ideales para espacios grandes, como salas de reuniones. Su instalación es un poco más costosa por las dimensiones del aparato.

  • Aire acondicionado tipo fan coil.

    Para el acondicionamiento de edificios se usan los modelos centrales con fan coils o ventilo-convectores. Se configuran como dispositivos con una batería o un intercambiador (que generan frío o calor) y un ventilador para expulsar el aire. La instalación es compleja pero son ideales para grandes superficies y comercios, ya que quedan completamente integrados en la arquitectura de los locales y edificios. Solo es visible la reja superior o lateral por donde sale el aire. Los precios son variados, dependiendo de la cantidad de unidades y las dimensiones de la superficie o superficies a enfriar.

Una vez escogido el modelo uno debe considerar otras ventajas que pueda ofrecer como. Por ejemplo, tener un termostato ajustable, ver que el aparato tenga diferentes velocidades, un acceso a los filtros que no haga demasiado complicada la extracción para su limpieza o las incorporaciones domóticas que lleve. Algunos sistemas tienen opciones para poder encenderlo unos minutos antes de llegar a casa para encontrar la estancia ya acondicionada. Hay un valor que hay que tener presente a la hora de realizar la compra. Ese es el EER o Ratio de Eficiencia Energética, que básicamente sirve para medir la eficiencia de una unidad. Es decir, a mayor eficiencia, menor será el coste del funcionamiento. Las recomendadas suelen tener entre un ERR 11 y un ERR 13.

Cuatro apuntes a la hora de usar el aire

Para finalizar, queremos ofrecerle algunas recomendaciones, ya que el aire en exceso o sin ultimar ciertas precauciones puede producirnos algunos efectos adversos. Se recomienda que la temperatura oscile entre los 23/24 grados. Es suficiente y ayuda a no incrementar el coste a fin de mes. También evitar exponer el chorro directo de aire algunas zonas del cuerpo como el cuello, ya el frío puede agarrotarlo. Ir a dormir con el aire, o en su defecto con el aire fuerte, es contraproducente y puede derivar en resfriados u otras complicaciones. Esperemos que estos consejos te hayan sido útiles y que hayan facilitado tu elección para escoger tu aire acondicionado y dejar de pasar calor.

Leer más

 

Mostrando 1–12 de 15 resultados

Ir arriba
WhatsApp chat