Teléfono de Formax

financiación sin intereses

membranas de ósmosis inversa

Membranas de ósmosis inversa: ¿cómo se limpian?

Beber agua es un requerimiento esencial para que el organismo pueda llevar a cabo sus funciones vitales. Pero no se trata solamente de hidratarse, sino también de hacerlo de forma correcta y saludable; es decir, por medio de la ingesta de agua que esté purificada. Y para tenerla a disposición en forma constante, el proceso de ósmosis inversa constituye una excelente alternativa. Dentro de este contexto, ¿cuán importante es realizar una limpieza adecuada de la membrana del dispositivo? ¿Cómo se limpia? ¿Qué tipos de lavado hay? ¿Cuál es la utilidad de la válvula de flushing? ¿Qué clases de flushing existen? No te preocupes, porque en esta oportunidad, desde este análisis de Formax, te contaremos en profundidad, todo lo que tienes que saber en relación con mantenimiento de las membranas de ósmosis inversa.

Membranas de ósmosis inversa: ¿cómo es su mantenimiento preventivo de limpieza?

Para que un equipo de ósmosis inversa tenga un óptimo rendimiento a corto, medio y largo plazo, se necesita efectuar un lavado de membrana. En algunos equipos, este se realiza de manera manual o automática. Como resultado, se logra remover suciedad en estado sólido, toda clase de contaminantes, material orgánico y sales que limitan la libre circulación y purificación del agua por el equipo. Se evita así, la obstrucción de los poros de dicha estructura.

Debido a su importancia, a continuación, te presentaremos de forma general, sus características principales, junto con algunos consejos que podrían serte de suma utilidad. Así, tus equipos de ósmosis inversa tendrán el rendimiento esperado.

Lavado manual: ¿en qué consiste?

Se trata de un mecanismo que permite lavar la membrana interna semipermeable del equipo de ósmosis inversa. Esta estructura es la encargada de retener las partículas disueltas en el agua. Este lavado puede efectuarse en los dispositivos que posean una válvula de flushing; es decir, la llave que posibilita el flujo de agua en exceso, por medio de la anulación del restrictor de flujo.

Por otro lado, si tienes solamente a tu disposición este tipo de mantenimiento, te aconsejamos que realices un lavado de membrana que dure aproximadamente unos 5 minutos y con una periodicidad mensual. De todos modos, si utilizas en mayor medida el equipo, puedes llevarlo a cabo con más frecuencia.

Una aproximación al flashing automático

Otros dispositivos ofrecen la posibilidad de realizar lavados de membrana de forma automática. Al tener una válvula de flushing automático, cada vez que el usuario utiliza el sistema de ósmosis, se produce su apertura y el correspondiente lavado. Generalmente, este proceso tiene un tiempo de duración estimado de 20 segundos. Por último, ten en cuenta que el buen funcionamiento de este procedimiento requiere de una conexión entre la válvula en cuestión y la bomba de presión del equipo. 

Ya conoces de qué modo limpiar las membranas de ósmosis inversa. Pon en práctica estas recomendaciones y optimiza el funcionamiento de tu dispositivo.

También, podría interesarte seguir leyendo los siguientes artículos:

5 consejos a tener en cuenta al instalar una caldera de gas

Técnico en calefacción por aire: ¿cuándo es momento de contratarlo?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Ir arriba
WhatsApp chat