financiación hasta tres años sin intereses

Alergias y aire acondicionado: algunos tips asociados

De acuerdo con información proporcionada por la Organización Mundial de la Salud (OMS), las alergias son reacciones orgánicas que resultan de la toma de contacto con elementos provenientes del exterior. Estos se denominan “alérgenos” o “sustancias alergénicas”, que pueden ingresar al cuerpo por el aparato respiratorio, por vía cutánea o a través del tacto y ocasionar distintas molestias. Por otra parte, actualmente, se considera que aproximadamente el 30 % de la población española padece algún tipo de alergia. Pero ¿es posible neutralizar las consecuencias negativas de este padecimiento a través de uso del aire acondicionado? Hoy, en este artículo de Formax, te contaremos todo lo que tienes que saber sobre las alergias y aire acondicionado.

Descubre algunos consejos útiles en relación con las alergias y aire acondicionado

Los síntomas de las alergias incluyen: rinitis, conjuntivitis, asma, dermatitis, urticaria y angioedema (hinchazón de párpados, labios y miembros superiores e inferiores). Además, en la gran mayoría de los casos, la sintomotalogía anterior puede agravarse por medio de un cuadro clínico de anafilaxia. Este se caracteriza por: vómitos, diarrea, calambres, etc.

Debido a su importancia, a continuación, te aconsejamos cómo utilizar el aire acondicionado con la finalidad de que puedas mejorar el estado general de tus alergias. No obstante, recuerda siempre consultar con un profesional de la salud para obtener mejor asesoramiento en función de tu caso en particular.

Limpia los filtros de tu aire acondicionado

Estos elementos son los encargados de retener las partículas de polvo y ácaros de todos tus espacios. Por eso, para evitar agravar tu estado alérgico, te aconsejamos que los mantengas higienizados. Al menos, límpialos dos veces al año. Y si es necesario, cámbialos.

Realiza un mantenimiento preventivo periódico

Se vuelve imprescindible que tu equipo de aire acondicionado tenga el rendimiento apropiado. Un equipo que no funcione correctamente no climatizará los espacios adecuadamente y esto puede alterar la calidad del aire que respiras. Procura contratar los servicios de un técnico especializado para que revise el estado de tu dispositivo.

Utiliza el deshumidificador del aparato

Otro factor que incide directamente sobre los estados de alergia es la humedad. Recuerda que hay algunos aparatos de aire acondicionado que poseen la función deshumidificadora. Si es tu caso, utilízala frecuentemente. Como consecuencia, tus ambientes ya no estarán húmedos.

Procura ventilar tus ambientes

Si bien el aire acondicionado colabora con la retención de los ácaros y alérgenos en general, trata de ventilar tus espacios. La renovación de los flujos de aire es fundamental para mantener los espacios que habitas con aire purificado.

Al utilizar el equipo, mantén las aberturas cerradas

Sin embargo, cuando estés utilizando el dispositivo, cierra las puertas y ventanas de tu vivienda. Así, el equipo podrá trabajar con su máximo rendimiento y mantendrá el aire libre de la mayor cantidad de sustancias alergénicas.

Pues bien, ya estás informado sobre la relación entre las alergias y aire acondicionado. ¿Qué estás esperando para aplicar estos consejos y aprovechar al máximo el funcionamiento de tu dispositivo?

Por último, te recomendamos que sigas leyendo los siguientes artículos relacionados:

Filtros de aire acondicionado: ¿cómo limpiarlos y eliminar gérmenes?

Motivos para adquirir tu aire acondicionado en primavera

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Scroll al inicio
WhatsApp chat