financiación hasta tres años sin intereses

Calentador electrico o de gas comparativa para facilitar tu compra

Calentador eléctrico o de gas: comparativa para facilitar tu compra

Si no hay disponibilidad de Agua Caliente Sanitaria (ACS) en el hogar, comienzan los problemas cotidianos. La imposibilidad de darse una ducha caliente, lavar la vajilla o usar el lavabo normalmente puede ser una razón para padecer más de un dolor de cabeza. Por eso, la compra de un calentador de agua es muy importante para salvaguardar la producción de ACS en la vivienda. Hoy, te daremos un análisis comparativo entre calentador eléctrico o de gas. Y así, podrás conocer las principales semejanzas y diferencias de ambos aparatos para optar por el mejor.

Calentador eléctrico o de gas: las diferencias en su instalación

En primer lugar, si estás dudando en comprar un calentador eléctrico o de gas, es fundamental que verifiques si tu casa o edificio tiene el suministro de gas disponible para su conexión. De hecho, es común, hoy en día, que los edificios no posean instalaciones de conductos de gas. Y por esta razón, tendrás que recurrir a la compra de un calentador eléctrico.

Por otra parte, usualmente, los calentadores eléctricos ocupan menos espacio, a la hora de su instalación, en relación con los calentadores de gas. De todos modos, esta variable siempre dependerá del fabricante y de la marca del aparato. 

En todos los casos, ya sea que elijas comprar un calentador eléctrico o de gas, siempre tendrás que contratar a un especialista para que realice el trabajo, teniendo en cuenta los parámetros legales y de seguridad.

¿Cómo es su rendimiento y eficiencia energética?

Por su parte, en este artículo sobre calentador eléctrico o de gas, queremos destacar que un calentador de gas te permite tener agua caliente en todo momento, mientras que un calentador eléctrico posee un tiempo de recuperación mayor. 

Asimismo, el ahorro de energía de un equipo de producción de ACS dependerá de la etiqueta de eficiencia energética del aparato, del uso que se le vaya a dar en la vivienda y de la cantidad de usuarios que lo usarán.

Con respecto al calentador eléctrico, como consejo, puedes enchufarlo solamente antes de utilizarlo para evitar los gastos excesivos en tu factura de suministro de electricidad.

Calentador eléctrico o de gas: ambos requieren un mantenimiento preventivo

A pesar de las diferencias entre un calentador eléctrico o de gas, los dos equipos comparten la necesidad de ser revisados por un técnico profesional en forma periódica.

Es cierto que comprar equipos de calidad y de marcas de trayectoria en el mercado puede disminuir la cantidad de averías en el aparato. No obstante, todos los dispositivos de producción de ACS necesitan que un especialista verifique el estado general de funcionamiento y si la unidad interna y externa se encuentran en condiciones.

Te recomendamos que realices una consulta con un técnico al menos una vez al año; y que cambies tu equipo, si ya tiene 10 años de antigüedad. 

En conclusión, la comparativa entre calentador eléctrico o de gas puede ayudarte a conocer las particularidades de cada tipo de dispositivo y adquirir el mejor para tu hogar.

No olvides que te esperamos en Formax, para que conozcas cuáles son los calentadores eléctricos y de gas que tenemos para ti. Y al mismo tiempo, para brindarte el asesoramiento personalizado que estás necesitando.

Para finalizar este post sobre comprar un calentador eléctrico o de gas, queremos recomendarte la lectura de estos artículos. Así, podrás optimizar aún más la seguridad y eficiencia de tus equipos de calefacción:

Principales acciones preventivas para evitar accidentes eléctricos

Pasos para cuidar el medioambiente con tus equipos de calefacción

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Scroll al inicio
WhatsApp chat