financiación hasta tres años sin intereses

Algunos-consejos-para-cambiar-de-sitio-el-aire-acondicionado

Algunos consejos para cambiar de sitio el aire acondicionado

Cambiar de sitio el aire acondicionado, a veces, puede ser una solución, en el caso de que la instalación no se haya realizado con éxito o que también se necesite desinstalarlo como resultado de una mudanza. Dentro de este procedimiento, para no dañar el equipo, es esencial contemplar una serie de elementos para que su eficiencia no se vea afectada. Entonces, si necesitas cambiar de sitio el aire acondicionado, no puedes perderte este artículo, en el que te brindaremos toda la información necesaria para que puedas colocar tu equipo donde quieras.

 

Cambiar de sitio el aire acondicionado: la importancia de verificar la presión y el consumo del compresor

Antes de cambiar de sitio el aire acondicionado, es esencial corroborar que exista la suficiente presión de gas en el aparato; y al mismo tiempo, establecer cuál es el consumo del compresor del dispositivo. Esto se puede llevar a cabo empleando un manómetro de baja. Posteriormente, se deberá extraer el gas del equipo para aprovecharlo y reutilizarlo en el nuevo sitio de instalación.

 

Sacar las tuberías

Continuando con este artículo sobre qué tener en cuenta a la hora de cambiar de sitio el aire acondicionado, no podemos dejar de mencionar cuán importante es quitar las tuberías del aparato. Recuerda que para evitar accidentes eléctricos durante el procedimiento, deberás desconectar la fuente de suministro eléctrico. Luego, deberás desarmar el desagüe del aire acondicionado.

 

Desmonta la unidad interior

En este punto del proceso de cambiar de sitio el aire acondicionado, se tendrá que desmontar la unidad interior del dispositivo de climatización de espacios. Ello, por medio del retiro de los enganches inferiores y de los soportes que estén sosteniendo el aparato a la pared.

 

Coloca el dispositivo de aire acondicionado en el sitio que desees

Para terminar, instala la unidad interior en el lugar que hayas elegido, así como también el resto de las estructuras del aparato.

Con posterioridad, deberás colocar los soportes, los tubos y el cableado eléctrico. Y así, ya se podrá reonectar la fuente eléctrica.

Después, deberás dejar en funcionamiento el dispositivo para liberar el gas refrigerante y verificar que no exista ninguna pérdida de gas que necesite algún reajuste.

 

En resumen, existen algunos elementos a tener en cuenta. Recuerda que siempre es fundamental que te pongas en contacto con un profesional que pueda realizar el trabajo por ti.

Si estás necesitando un equipo de aire acondicionado para tus ambientes, te invitamos a que visites nuestro sitio web y escojas el aparato que satisfaga todos tus requerimientos como usuario. Tenemos para ofrecerte dispositivos de las mejores marcas del mercado que te brindarán el máximo rendimiento con el paso del tiempo.

Para finalizar este post, te aconsejamos que continúes leyendo estos post relacionados:

Calor y productividad laboral: consejos para trabajar mejor


Algunas opciones ecológicas para climatizar tus espacios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Scroll al inicio
WhatsApp chat